Salud

Consejos de Salud

Consejos de Salud

LOS 4 CONSEJOS DE SALUD DE BYSOC

Nos ha tocado vivir una época que muchos de nosotros sólo la creíamos posible en las películas de ciencia ficción. Llevamos ya unas cuantas semanas, que podemos contar por meses, en las que hemos tenido que ralentizar nuestra vida y adaptarnos a la nueva situación. Poco a poco volveremos a alcanzar la normalidad y ahora que ya vamos pudiendo salir de nuestras casas, permíteme que te dé unos “consejillos” de salud que pueden hacer que termines la cuarentena casi mejor que cuando la empezaste.

Evita el contagio

Lo primero y principal es que sigas tomando todas las medidas para evitar el contagio: distancia de seguridad, uso de guantes y mascarillas, lavarse las manos frecuentemente, desinfección de objetos personales y todas esas advertencias que ya venimos escuchando durante todo este tiempo.

Cuida tu alimentación

Hemos de ser conscientes de que el virus sigue entre nosotros y debemos tener nuestro sistema inmunitario preparado para hacerle frente en caso de ser necesario. Para ello no es necesario tomar múltiples complejos de vitaminas y minerales, lo único que hay que hacer es alimentarse de una manera sana y equilibrada que nos permita mantener a raya los procesos que deterioren la capacidad defensiva de nuestro cuerpo. Una dieta rica en frutas y verduras va a aportar a tu cuerpo las sustancias antioxidantes para ayudar a mantener fuerte tu sistema inmunitario. Frutas como la naranja, el limón, las fresas, mandarinas, kiwis, granada, papaya y verduras como los berros, pimiento rojo y verde, canónigos, espinacas,brócoli, lombarda, coles, coliflor, zanahoria, tomate… Entre otras, no pueden faltar en tu dieta. Las que se puedan comer crudas,mejor porque con el cocinado perdemos parte de estas preciadas sustancias.

La importancia de la Vitamina D

Existen estudios que indican el importante papel que juega la vitamina D en el mantenimento del sistema inmunológico. ¿Dónde podemos encontrar esta vitamina? Pues la respuesta está en los lácteos, leche, yogures, quesos y en los pescados como el salmón, la trucha, la caballa, el atún, anchoas, sardinas, dorada…. También la encontramos en el caviar y en alimentos menos apetecibles como es el aceite hígado de bacalao. Muy importante es para mantener los niveles correctos de vitamina D la exposición solar. Exponerse al sol durante 20 minutos con la cara y los brazos descubiertos es suficiente, evitando eso sí  las horas centrales del día en las que la radiación puede causar lesiones en nuestra piel.

Practica el Deporte

Ahora es buen momento para practicar ejercicio físico al aire libre disfrutando de los colores que nos ofrece la primavera. El ejercicio es salud para el cuerpo y para la mente. Si no estás acostumbrado, empieza poco a poco, con 30 minutos al día de una actividad moderada como un paseo andando o en bicicleta bastará para que tu estado de salud se mantenga óptimo. Si practicas ejercicio regularmente conseguirás mantener un peso estable y disminuir el riesgo de padecer enfermedades ligadas al exceso de grasa propias de los países desarrollados como diabetes, hipertensión e hipercolesterolemia.

Piensa que el mantenimiento de una dieta sana empieza por el carro de la compra. Cuando vayas al supermercado o hagas la compra online, es importante llevarlo a cabo después de haber comido porque de lo contrario, la sensación de hambre te llevará a comprar en exceso y además comprarás alimentos como snacks, bollería industrial, dulces, platos precocinados…. Cuyo consumo debe ser ocasional.

Una pequeña receta

Para que veas lo fácil que puede resultar potenciar tus defensas cuidando tu alimentación te dejo una receta que puedes incluir en cualquier comida o cena.

Ensalada de espinacas con salmón ahumado, añádele tomates cherry, queso fresco, un poco de mango y unas nueces, aliña con aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena y un pelín de sal y tendrás todos los ingredientes necesarios para ponerle una inyección de salud a tu organismo.