Empresa

Cómo cuidar de las ventas antes de llegar a la póliza de crédito comercial

Cómo cuidar de las ventas, antes de llegar a la póliza de crédito comercial

Herramientas necesarias, que te ayudarán a mantener firmes tus ingresos.

Algo que se contempla de obligado cumplimiento en cuanto a la flotabilidad de la empresa, siempre ha sido la capacidad de las empresas para calibrar, protocolizar y mantener en equilibrio, los no siempre armonizables aspectos que decoran la relación comercial con sus clientes.

Ya eran muchas las incertidumbres que nos encontrábamos, antes de la llegada a la realidad empresarial de la variable COVID 19, a la hora de tomar decisiones estratégicas, financieras, operativas o jurídicas. Con la aparición de este invitado no deseado nos hemos visto en la obligación de modificar, eliminar, posponer alguna de ellas y revisar lo que ya habíamos revisado.

Aquí, donde convergen gerencia, dirección comercial, dirección marketing, dirección financiera y administración, en las incógnitas de:

  • ¿Cómo ser descaradamente abiertos comercialmente, para ser atractivos en la captación de nuevas oportunidades de negocio?
  • ¿Cómo ser capaces de encontrar el equilibrio en la depuración de esas nuevas oportunidades, y que no se conviertan en amenazas reales que podrían mermar los recursos comerciales y financieros de la empresa, dinamitando las inversiones realizadas en campañas y recursos de captación?
  • ¿Cómo una vez que se ha obtenido una buena experiencia inicial o al menos durante un periodo respetable de tiempo en la relación comercial, se podría vivir en la seguridad, de que las decisiones tomadas por los que ya son clientes de la empresa, sobre sus deudores, no repercutan en los derechos de cobro de la propia empresa?
  • ¿Cómo poder alargar el ciclo de vida de cada cliente, en una estrategia clara de fidelización y amortización de cartera, pudiendo flexibilizar las condiciones de una relación comercial, a aquellos capaces de responder a la confianza, en base al conocimiento real, respaldo documental y económico, y no desde la demandada de fe ciega, siempre alentada por la subjetividad?
  • ¿Cómo llegar más lejos en las operaciones de financiación con las entidades bancarias?
  • ¿Cómo tener respaldo jurídico en cualquier parte del mundo en situaciones adversas de cobro?
  • ¿Cómo estar informado en tiempo real de las fluctuaciones en el comportamiento de los deudores de la empresa en cualquier parte del mundo?
  • ¿Cómo NO comprometer recursos propios en la prevención de riesgos comerciales y capacitar de respuesta a la organización?
  • ¿Cómo protocolizar y gestionar los comportamientos de aquellos que generan la principal fuente de entrada de recursos de la empresa?

Nuestras soluciones alternativas

  • El propio mercado da una respuesta que históricamente se ha presentado como la solución más coherente, una póliza de crédito comercial, pero es en este artículo, donde queremos atender a detractores, inconformistas y no convencidos sobre ellas en su totalidad, cuyo punto de vista puede sostenerse en argumentos con orígenes dispares como:

    • “No existen impagados”.
    • “Con lo que cuestan estas pólizas, se provisiona el equivalente a la prima para soportar posibles impagos”.
    • “Esta póliza sólo cubre a los clientes buenos”.
    • “La empresa conoce perfectamente a sus clientes y sabe cómo actuar con cada uno de ellos”.
    • “Se pide información al banco si existen dudas sobre una empresa en concreto”.
    • “NO se quiere asegurar todas las ventas de los clientes, porque hay muchos muy solventes”.
    • “NO es económico”.
    • “Se gestionan los impagados con un despacho jurídico desde el que llevan los asuntos generales de la empresa”.

Cuando un producto es bueno en base a resultados y no a estimaciones, tiene capacidad de generar múltiples argumentaciones para dar respuesta a cada una de sus posibles “contras” de contratación, pero no es el objeto que aquí nos reúne.

Ampliemos el enfoque y partamos de la base más absoluta y objetiva de que el riesgo siempre existe, en cualquiera de sus versiones y desde el primer momento que se sale del notario con la sociedad creada o se dan de alta los autónomos.

Mantengámonos en esa ampliación y aceptemos que NO hay recetas para el éxito en la gestión empresarial, ni modelos que aplicados en diferentes empresas sean garantía de éxito.

Por ello, ni aceptamos ni rebatimos las consideraciones que puedan existir ante una póliza de crédito comercial en la cabeza del lector, e invitamos a contemplar opciones que da el mercado para “los muy, los mucho, los poco y los nada” convencidos.

Cambiar la perspectiva desde un puro enfoque asegurador, a una incursión en un enfoque de gestión estratégica de la captación de recursos, con todos los escalones y suma de necesidades que se pueden percibir en ellos por cada equipo de dirección, que es lo que aquí se desarrolla, en definitiva, ALTERNATIVAS.

Facturar es la principal fuente generadora de recursos que tiene una empresa, pero se puede estar ubicado en la fase de “NO QUIERO PÓLIZA DE CRÉDITO, NO ME INTERESA”. Empecemos por algo fácil, dado que es primer paso para ir hacia lo sofisticado…

Si hablamos de valorar una decisión sobre la cartera de clientes o sobre una determinada empresa que llama a las puertas de nuestra firma, sería mínimo exigible antes de proceder, tratar de contemplar lo que NO se es capaz de ver y que siempre existe, tanto en los clientes conocidos, como en los que representan nuevas oportunidades de negocio.

Servicio de informes comerciales

El servicio de informes comerciales es una herramienta que se nutre de información procedente de entidad aseguradora de crédito, sin ser un producto asegurador, diseñado para los que van más allá y contemplan que tomar una decisión con una información oficial que se ha publicado hace un año atrás, NO genera valor y hace que se tomen decisiones condicionadas de origen por un periodo de tiempo no contemplado y que puede ser definitorio.

Sí se genera valor, si esa información pública se complementa con información de mercado en tiempo real, con opiniones de crédito de analistas que contemplan la información accesible de manera pública, a la que se le suma la información a la que sólo se accede a través de miles de clientes en todo el mundo, suministrando información objetiva de incidencias.

Una solución, simple y económica, una herramienta de seguimiento y análisis, de la que se puede beneficiar cualquier empresa que empiece en el mercado o que lleve operando 30 años en él, actualizada y combinable con cualquier otra herramienta, con manejo autónomo 24/7.

Servicios Jurídicos

Un servicio de Asesoría Jurídica para esas empresas cuya fortaleza está en los grandes ciclos de vida del cliente dentro de la cartera, por el tipo de producto que comercializan, cuya experiencia en impagos no es negativa, pero de la que no están exentas.

Para esas empresas y para otras interesadas, se pone a disposición, la fórmula para que disfruten de los servicios de recobro de una gran entidad de seguro de crédito, especializada en estas gestiones, en cualquier parte del mundo, conociendo de entrada sus costes y sólo cayendo en ellos si son utilizados. Manteniéndose fuera de la índole de ser un producto asegurador, pero generando seguridad.

Info + Jurídico

Para empresas interesadas en gestión de riesgos sin invertir en seguro, pudiendo beneficiarse de la información de mercado en tiempo real para medir sus decisiones en cuanto a crédito y estando respaldadas ante una posible necesidad de gestión de recobro. La rama aseguradora, permanece aún al margen de la contratación.

Info + Jurídico + Póliza Exceso de Pérdidas

Para empresas que apuestan por la asunción de riesgos directa o en autoseguro, pero hasta un límite que no quieren sobrepasar, y desde el que una vez sobrepasado, entra en funcionamiento la cobertura de una póliza que complementa a los servicios de información y servicios jurídicos.

Es una combinación más económica que una póliza de crédito global tradicional, al asumir el cliente un nivel de impago anual en caso de que se produzca, límite a partir del cual entra en operativa la acción aseguradora.

Pólizas Segunda Capa

Para empresas que ya disponen de una primera capa de cobertura y que consideran necesario llegar más lejos en las coberturas que respaldan sus operaciones, complementando con esta opción a su póliza primaria.

Póliza de crédito formato de uso fácil

Para empresas que buscan una póliza de crédito completa, con todos los servicios incluidos en el precio, un paquete cerrado, con límites acotados y de manejo especialmente sencillo para el usuario.

Póliza de crédito de cobertura completa

Pólizas sin limitaciones iniciales y con todas las prestaciones a disposición de usuario, informes, recobro, indemnización, accesos a financiación…

Diferentes combinaciones entre diferentes elementos de origen asegurador o simplemente servicio puro para complementar la gestión de riesgos de la empresa, porque para todos aquellos que buscan opciones, hay algo más allá que la estandarizada póliza de crédito comercial.

Desde Bysoc Risk Management, generamos combinaciones de herramientas de gestión de riesgos, para que cada empresa encuentre su espacio en cada escalón de gestión de sus exposiciones comerciales, adaptamos la usabilidad del producto a la inversión disponible y a la experiencia de usuario demandada. Consultar a especialistas, es siempre el primer paso de la mejor estrategia.

5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios