Empresa

En tiempos de crisis ganar o aprender

By mayo 13th, 2020No Comments
emprender

EN TIEMPOS DE CRISIS....GANAR O APRENDER

La figura de emprendedor, indiferentemente del tamaño del proyecto,  ha sido siempre sinónimo de aventura, ver lo que otros ven más tarde, cuando se lo has enseñado, estar donde otros posponen estar o a donde nunca llegarán si no les llevas.

Mentalizar, crear, empujar, mantener, volver a innovar, reinvertir… Continuo trayecto sin estación de destino, y es en este trayecto infinito donde las decisiones condicionan nuestra capacidad de generar maquinaria de corto recorrido, de gran autonomía o de movimiento continuo.

No se puede predecir el futuro, de verdad, NO se puede,  todos los ciclos económicos nos lo han demostrado, el éxito de las decisiones no está en la asunción de mayor riesgo para buscar la obtención de una ganancia mayor, sino en la capacidad de medir el mismo, frente a los posibles beneficios y argumentar una estrategia sobre escenarios empresariales predecibles.

Algo  importante que antes o después acabamos aprendiendo  todos, es que una pérdida de un 50%, supone la inversión de un 100% de recursos para volver a donde estábamos, con el inevitable coste del único activo no reembolsable como es el tiempo.

El valor real es  crecer sobre una  base de minimización de pérdidas y optimización de recursos, es lo que todos los que tomamos decisiones buscamos y no siempre somos capaces de priorizar o transmitir, haciendo que se pierda en una lista de objetivos genéricos.

Una vez más, no será la peor, ni la última, una nueva crisis como la que tratamos de colocar,  viene a cambiar las reglas del juego y es momento de aceptar que todo lo anterior vale, pero con matices y que todo lo que viene, no va hacer preguntas, sino que viene a explicarnos las nuevas reglas del juego, no prestando demasiada atención a aquellos que se queden debatiendo con qué están de acuerdo y con qué no.

Por ello,  prestar atención a las herramientas disponibles en el mercado “COVID y POSTCOVID”, que nos protegen de la incertidumbre, de la situación mermada de terceros y de nosotros mismos como sujetos decisores subjetivos y conocedores de una información sesgada, es uno de los caminos más estables  sobre el que enfocar nuestros pasos, por ello:

10 RAZONES PARA TENER CONFIGURADA UNA PÓLIZA DE CRÉDITO COMERCIAL EN LA OPERATIVA DIARIA

  1. Da certidumbre sobre la que levantar una estrategia comercial y financiera.
  2. Combina en un mismo producto servicios de análisis e información, aseguramiento y jurídicos.
  3. Optimiza las inversiones en marketing y publicidad, sirviendo de filtro para todos aquellos nuevos clientes que se generan y que desconocemos, garantizando el cobro de las operaciones y evitando caer en pérdidas, dando respuesta rápidas para la toma de decisiones.
  4. Abre a la empresa, las puertas de la financiación.
  5. Evita condicionar recursos propios mejorando rentabilidades.
  6. Proporciona a la empresa un punto de vista objetivo de la realidad económica, financiera y de mercado, equilibrando a nuestro propio condicionamiento personal.
  7. Nos proporciona solidez ante proveedores.
  8. Control en tiempo real de nuestra cartera de clientes en su comportamiento de mercado.
  9. Consistencia ante clientes como proveedor principal que disipa dudas de posibles roturas de suministro provocadas por la tensión de liquidez ante insolvencias de otros clientes.
  10. Protocoliza y profesionaliza el tratamiento de riesgos e impagados dentro de la empresa, coordinando el vínculo entre departamentos comercial, financiero y de administración.