Mercados

Desmontando tópicos del Trading

tópicos de trading

DESMONTANDO TÓPICOS DEL TRADING

Es bastante normal que en las circunstancias en las que nos encontramos provocados por el nombrado hasta la saciedad COVID-19, muchos piensen en utilizar su tiempo y recursos en la generación de capital de forma alternativa a la habitual. El mercado laboral está seriamente dañado obligado por la prioridad lógica que los gobiernos le dan a la salud de sus ciudadanos frente a la economía.

Al no poder salir a trabajar y producir por el confinamiento y no generar riqueza los niveles de frustración y ansiedad suben. La necesidad de búsqueda de alternativas es alta.

Una de las fuentes de ingreso aparentemente sencillas es la especulación en los mercados y la mayoría de las personas se acercan a este sector con las miras puestas en la consecución de libertad financiera, un poco llevadas por las altas expectativas de éxito que generan las técnicas de venta que los brokers usan.

Cierto es que un colectivo numerosísimo de personas a nivel mundial trabajamos los mercados a diario. Los avances tecnológicos han hecho posible que todo el que tenga un pc y conexión a internet, puede acceder a los mercados y comprar y vender todo tipo de activos (acciones, materias primas, opciones, divisas…). No obstante, que todos los que trabajamos los mercados nos llevemos a diario el sustento que mantiene nuestras vidas, sencillamente no es cierto.

Los organismos reguladores obligan a los brokers a señalar el porcentaje de clientes que pierden dinero y esta cifra no es muy alentadora.

Pero no es una actividad que difiera del resto. Si accediéramos a estadísticas y estudios sobre el número de personas que practican algún deporte frente a las que ganan dinero con ello, llegaríamos a ratios quizá similares.

Ser exitoso en cualquier actividad que emprendamos está  siempre emparejado con dedicación, práctica, estudio, ciertas aptitudes y por supuesto mucha perseverancia y actitud.

Nuestra visión sobre el acercamiento a los mercados, puesto que nadie debe aconsejar a nadie, es que éste debe realizarse de forma cauta y proporcionada a las posibilidades de tiempo para la dedicación, dinero libre disponible para la práctica y capacidad de aprendizaje y perseverancia de cada uno.

Ser rentable en esta actividad es posible, solo que no ocurre el primer día, ni el primer mes, como operar a corazón abierto, no existe ningún cirujano que el primer día que abre un libro de medicina acomete esta acción con éxito.

A conducir un tráiler de 6 ejes se empieza un día intentando arrancar un coche pequeño.

La primera lección que podríamos dar para aquellos en los que realmente se ha despertado la atracción irremediable que los mercados provocan es que empiecen por aquella famosa primera lección que nos dio la inmejorable película de “Karate Kid”: dar cera y pulir cera hasta que la paciencia sea lo primero que aparece en nuestra mente cuando vemos un gráfico.

Buen día y buena suerte Flyhunters!!